Contacta con nosotros O llámanos al 608 009 161

Contacta con nosotros
608 009 161

O déjanos tus datos
Nosotros te contactamos

Por favor, selecciona : La Casa.

En este artículo te contamos el tratamiento quirúrgico realizado a una de nuestras pacientes que, tras una diabetes gestacional durante su embarazo, sufría una diástasis abdominal (separación de la musculatura del abdomen). La paciente no se sentía a gusto con esta parte de su cuerpo y decide abordarlo quirúrgicamente tras una visita en nuestra consulta. La solución obtenida tras la cirugía ha resuelto el problema, consiguiendo una abdomen mucho más equilibrado con el resto de la figura y un vientre plano.

lipoabdominoplastia mujer tras embarazo

La paciente: Mujer con diástasis abdominal tras un embarazo

Los bebes grandes o embarazos gemelares que generan un excesivo contenido intraabdominal pueden producir una separación de forma anormal de la musculatura del abdomen de la mujer.  En este caso la paciente, sin tener sobrepeso, presentaba un vientre voluminoso por causa de la falta de soporte muscular. La gran separación muscular que sufrió por el embarazo le causo una insuficiencia en el cinturón muscular abdominal, es decir, perdió la función natural de sostener el contenido intraabdominal.

A esta paciente se le practicó una lipoabdominoplastia porque era la cirugía que mejor podía resolver el problema planteado. A diferencia de la abdominoplastia clásica, en la lipoabdominoplastia primero se liposucciona todo el contorno abdominal y flancos de la paciente y posteriormente se procede a realizar las reparaciones y estiramientos correspondientes para que el resultado sea menos grasa y abdomen recolocado, incluso a nivel muscular.

Abordaje del exceso de grasa, piel y plicatura de los músculos

La acción combinada de la liposucción con la abdominoplastia sirve para perfilar y dar forma a todo el contorno corporal disminuyendo el exceso de grasa y estirando la piel sobrante tras esa succión. Toda la sección de piel  y grasa comprendida entre el ombligo y el pubis desaparece.

La lipoabdominoplastia, además de evitar la separación de los tejidos, reduce el espesor de grasa. Esta reducción del espesor de grasa genera un vacío en esa zona tratada ya que ésta ha sido removida.  Se ahuecan los tejidos, lo que permite bajarlos sin violentarlos, esto permite una mayor recuperación del paciente y evita la existencia de seroma, que es una de las grandes complicaciones de la abdominoplastia clásica. En la lipoabdominoplastia la posibilidad de existencia de seroma no existe, desaparece por completo.

En esta cirugía también se resuelve el problema de la insuficiencia generada en el cinturón muscular, como cuando una mujer se coloca un corsé. Se lleva toda la musculatura a la posición original que tenían los músculos antes del embarazo. Se vuelve a recuperar la línea media, esto se hace junto con la liposucción  y la plicatura de los músculos.

Mejoras complementarias en la misma cirugía: Lifting de Pubis

Algunas pacientes también pueden presentar descolgamiento del pubis y/o sufrir de pequeñas hernias umbilicales, éstas últimas debido a la separación de los músculos. En el caso de descolgamiento de pubis se realiza en la misma intervención un lifting de pubis, donde éste se tensa y se coloca en su sitio y en cuanto a las pequeñas hernias estas quedan reparadas. Todo se realiza dentro de la misma cirugía.

La lipoabdominoplastia es una cirugía que

      • Trata y repone la musculatura que se ha separado, restaurando el cinturón muscular natural.
      • Trata el exceso de grasa, donde no sólo se beneficia el colgajo abdominal sino también el contorno corporal; es decir, los flancos, la espalda y el abdomen.
      • Tensa la piel dejándola completamente estirada sin ningún tipo de arrugas.

La paciente recupera el estado natural que tenía antes de los embarazos.

Imágenes del caso clínico

lipoabdominoplastia mujer tras embarazo
lipoabdominoplastia mujer vista posterior

← Volver