Consulta nuestras promociones →

Contacta con nosotros
608 009 161

O déjanos tus datos
Nosotros te contactámos


ginecomastia masculina

Información

¿Qué es la ginecomastia masculina?

La ginecomastia masculina se define como el aumento anormal de la glándula mamaria en el varón, pudiendo afectar a una o a ambas mamas. La edad de aparición, así como las causas que determinan el crecimiento de la glándula son variables, de manera que en muchos casos no se identifica la causa que lo produce.

Normalmente, la ginecomastia masculina no suele acarrear problema graves de salud. Los hombre que suelen someterse a la cirugía para solventar una ginecomastia masculina, lo hacen con fines puramente estéticos para mejorar su imagen.

Procedimiento

El objetivo de la cirugía de ginecomastia masculina es conseguir un contorno masculino del tórax. Los grados de crecimiento de la glándula mamaria en el varón son variables y en función de la cantidad y el tipo de tejido que debemos remodelar, se aplican diferentes técnicas (extirpación de la glándula mamaria, liposucción, remodelación de la piel excedente).

Mediante la ginecomastia masculina es mamas pequeñas, es posible la extirpación del tejido glandular y graso mediante una liposucción. En mamas medianas, la cirugía de ginecomastia consiste en la combinación de liposucción con extirpación de la glándula a través de una incisión colocada en la mitad inferior de la areola. Cuando la mama a tratar es grande con exceso de tejido mamario, graso y exceso de piel, a las técnicas mencionadas se debe añadir técnicas de resección cutánea.

Postoperatorio

El paciente sale del quirofano con una faja terapútica ya colocada. Esta faja la debe llevar un mes tras la cirugia de ginecomastia. Según el caso, puede ser necesario el uso de drenajes durante algunos días. La primera cura la realizamos a los 4 ó 5 días, a partir de entonces recomendamos realizar una serie de masajes de drenaje linfático en la región operada. El drenaje manual linfático ayuda a reducir la inflamación inevitable de las mamas y a acortar el tiempo de recuperación.

Durante el postoperatorio pueden aparecer: hematoma, infección, sufrimiento cutáneo, irregularidades en la zona tratada. La preparación preoperatoria es muy importante para evitar problemas posteriores y, aunque su aparición es imprevisible, es necesario saber que habitualmente las complicaciones suelen ser mayores en fumadores, por lo que es indispensable dejar de fumar 1 mes antes de la cirugía.

Se aconseja limitar la actividad física durante las tres primeras semanas y si la cirugía es por causas de obesidad, se recomienda tomar medidas antes de someterse a este procedimiento.

El resultado final de tras una intervención de ginecomastia se alcanza a partir de los 6 meses periodo necesario para que los tejidos se acomoden y la cicatriz se considere madura.

  • Indicado para Glándula mamaria en exceso
  • Anestesia Local con sedación o general
  • Duración 1,5 - 2 horas
  • Ingreso Ambulatorio o 24 horas
  • Recuperación 1 - 2 semanas
  • Esfuerzos 2 -3 semanas

Especialistas en Ginecomastia Masculina

Dra. María José Santana Maján | Cirujano Plástico Alicante Cirujano plástico

Cirujano Plástico y Codirectora de la Unidad  de Cirugía Plástica y Medicina Estética Santana y Navarro en el Hospital Internacional Vithas Medimar (Alicante)

Dr. Leopoldo Navarro Sempere | Cirujano Plástico Alicante Cirujano Plástico

El Dr. Leopoldo Navarro Sempere es Cirujano Plástico y co-director de la Unidad de Cirugía Plástica y Medicina Estética “Santana y Navarro” en el Hospital Vithas Medimar Internacional

Entorno hospitalario — Hospital Vithas Medimar en Alicante


Preguntas Frecuentes

Esta cirugía de ginecomástia masculina está indicada en aquellas mamas masculinas con un aumento anormal del tamaño.

Dependiendo del caso, la anestesia puede ser anestesia local con sedación o anestesia general.

La hospitalización normalmente es de 24 horas, pero depende siempre del tipo de intervención. En casos de mamas pequeñas es posible considerar el ingreso ambulatrorio o de algunas horas.

Aunque la duración depende del volumen, no son cirugías cortas. Probablemente entre 1.30 y 2 horas. Además, al tiempo quirúrgico tenemos que añadir siempre el tiempo de preparación del paciente en el quirófano y el tiempo de “despertar” de la anestesia.

El estudio completo de la pieza extirpada es la norma. La glándula la inspeccionamos en todo momento durante la intervención, pero además, cualquier zona que nos parezca sospechosa la enviamos siempre al laboratorio de Anatomía Patológica para su estudio.

Después de evaluar cada historia clínica, las pruebas preoperatorias son una analítica básica con coagulación y un electrocardiograma. La radiografía de tórax se indica según la edad y el estado de salud del paciente. Dos semanas antes de la intervención, se debe evitar cualquier medicamento que contenga Aspirina o derivados del ácido acetilsalicílico, antiinflamatorios no esteorideos, vitamina E ni aceite de Onagra. Estos fármacos aumentan el riesgo de sangrado y la formación de hematomas. En caso de fumadores, es imprescindible dejar de fumar 1 mes antes de la intervención. La frecuencia y gravedad de las complicaciones es siempre mayor en pacientes fumadores.

El postoperatorio no es doloroso, pero es posible sentir zonas “acorchadas” o poco sensibles y/o tirantez. En cualquier caso los analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios forman parte del tratamiento habitual postoperatorio.

Las suturas que utilizamos están hechas de un material reabsorbible y no es necesario retirarlas.

Una vez extirpada la glandula, el tejido no se puede volver a reproducir.