Consulta nuestras promociones →

Contacta con nosotros
608 009 161

O déjanos tus datos
Nosotros te contactámos


rinoplastia

Información

¿Qué es la rinoplastia?

La rinoplastia es una cirugía que te permite obtener una nariz equilibrada con el rostro aporta armonía y belleza a los rasgos faciales y mejora tu aspecto. Además, la rinoplastia es capaz de resolver problemas que afectan el buen funcionamiento nasal en caso de que el paciente sufra de problemas respiratorios como tabique desviado.

Nuestros mejores profesionales en cirugía plástica garantizan un resultado ideal para ti, un diseño en la forma de tu nariz que vaya acorde con tu cara y la solución a tus problemas de carácter respiratorio.

Procedimiento

La rinoplastia es un procedimiento altamente personalizado destinado a la corrección de las deformidades nasales y/o de las alteraciones respiratorias mediante la modificación de su forma y estructura para conseguir una mejora en la armonía facial y en la función respiratoria.

Existen diferentes procedimientos y técnicas en función de los objetivos establecidos o de lo que se pretenda conseguir con la rinoplastia: reducir o aumentar el tamaño de la nariz, modificar y esculpir la forma del puente nasal o de la punta, modificar ángulos o estrechar los orificios nasalese.

Nuestra filosofía y escuela están basadas en la rinoplastia abierta para conseguir así un preciso control de todas y cada una de las estructuras nasales, asegurando una adecuada función respiratoria. La rinoplastia cerrada la reservamos para casos seleccionados, en los que el control de la punta nasal no es prioritario y tan solo necesitan una corrección de la giba dorsal.

La mayoría de casos que requieren de una rinoplastia, se realizan bajo una anestesia general, la cual, al contrario de lo que se puede llegar a pensar, es absolutamente más segura y confortable que una sedación o anestesia local. Por ello, siempre ofrecemos la opción más responsable y segura para el paciente. Suele requerir un día con una noche de hospitalización para tener un total control del postoperatorio y del paciente.

Postoperatorio

El postoperatorio de la rinoplastia no es doloroso pese al aspecto “aparatoso” que produce el taponamiento nasal que se retira a las 48-72 horas, y la férula que cubre la nariz durante una semana. A partir de entonces se puede recuperar el ritmo de vida habitual. La cicatriz es imperceptible al poco tiempo de la cirugía. Aproximadamente entre diez y catorce días habrá desaparecido la hinchazón y los morados y su aspecto será prácticamente normal, sin embargo, la nariz no quedará completamente blanda hasta transcurridos unos meses después de la rinoplastia.

Más información

La rinoplastia ofrece resultados muy satisfactorios porque actúa en el  aspecto global del rostro mejorando su equilibrio y proporciones.

  • Indicado para la mejoría de la forma y función nasal
  • Anestesia General
  • Duración 2 horas
  • Ingreso 24 horas
  • Recuperación 2 semanas
  • Esfuerzos 3-4 semanas

Especialistas en Rinoplastia

Dra. María José Santana Maján | Cirujano Plástico Alicante Cirujano plástico

Cirujano Plástico y Codirectora de la Unidad  de Cirugía Plástica y Medicina Estética Santana y Navarro en el Hospital Internacional Vithas Medimar (Alicante)

Dr. Leopoldo Navarro Sempere | Cirujano Plástico Alicante Cirujano Plástico

El Dr. Leopoldo Navarro Sempere es Cirujano Plástico y co-director de la Unidad de Cirugía Plástica y Medicina Estética “Santana y Navarro” en el Hospital Vithas Medimar Internacional

Entorno hospitalario — Hospital Vithas Medimar en Alicante


Preguntas Frecuentes

La ventaja más importante de la rinoplastia es trabajar en un campo abierto sin limitaciones de visión, esto cobra mayor importancia en el tratamiento de la punta nasal. Para modelar la punta se recurre a una serie de técnicas como suturas y/o injertos que requieren visión directa y un control anatómico preciso por parte del cirujano. Estas técnicas sólo son realizables a través de un abordaje abierto de la nariz. Otra ventaja respecto a la rinoplastia cerrada es evitar incisiones en zonas de cartilagos y válvulas que pueden en algún momento comprometer la entrada de aire a las fosas nasales.

En general, las cicatrices en la cara tienen buenos resultados porque se trata de una región con mucho aporte sanguíneo. En una rinoplastia abierta la incisión se coloca en la parte menos visible de la columela (llamamos columela a la estructura que une labio con la punta nasal). Es una cicatriz que con el tiempo suele resultar invisible.

Lo que llamamos Rinoplastia Funcional es la cirugía cuyo abordaje y trabajo sigue los principios de la rinoplastia estética pero que está dirigida a modificar aquellos defectos anatómicos que dificultan una correcta respiración.

Gran cantidad de deformidades de la piramide nasal, lo que comunmente conocemos como nariz, llevan asociadas desviaciones del tabique nasal, siendo éstas en muchas ocasiones las responsables no sólo de la deformidad de la nariz sino también de problemas respiratorios. Es muy importante una valoración de ambas fosas nasales previa a la cirugía para determinar de antemano lo que el paciente va a precisar, si unicamente una corrección de la deformidad de la nariz o también una corrección de una desviación septal, con el fin de no sólo mejorar la forma sino tambien su funcion.

Realizar la corrección de la forma, Rinoplastia, sin corregir la deformidad del tabique nasal, Septoplastia, supondría perder la oportunidad de realizar ambos procedimientos al mismo tiempo. Esto supone una segunda intervención y un trastorno para el paciente y para el cirujano, no sólo porque se podría haber evitado entrar de nuevo en el quirófano, sino porque una cirugía sobre una zona ya operada dificulta su realización.

La cirugía proporciona resultados definitivos y permanentes, sin embargo, existe la posibilidad de la “rinomodelación” utilizando productos de relleno o "fillers" que son reabsorbibles y temporales. Esta técnica se utiliza para corregir pequeñas deformidades externas sin tener que pasar por un quirófano.